Cuerpo y Mente > Sesiones de Reiki (terapias alternativas)

¿Qué es el REIKI?

Reiki es una palabra sánscrita que significa REI (energía universal) y KI (energía vital). Esta energía es conocida como “KI” en Japón, “CHI” en China y “PRANA” en la India.

El Reiki es una técnica de transferencia de energía curativa por imposición de las manos. Actúa sobre nuestro sistema energético, ayudándonos a recuperar nuestro equilibrio a todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual. El Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado. Es una técnica de sanación que nada tiene que ver con religiones o creencias.

Es una terapia complementaria a la medicina convencional. No sustituye, sino que complementa los efectos de la medicina convencional, y disminuye efectos secundarios de medicamentos o ciertos tratamientos médicos, como la quimioterapia.

Hay muchas personas que creen que Reiki es sólo para adultos. Sin embargo, el hecho es que el Reiki es para todos: niños, adolescentes, jóvenes, adultos, mayores, las plantas, los animales y casi todo ser viviente.

Las terapias y técnicas de Reiki están incorporadas al contexto de las prácticas terapéuticas alternativas/complementarias reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


¿El Reiki cura?

Esta es una de las preguntas más frecuentes relacionadas con el Reiki.

Para intentar responderla, os dejamos con el siguiente artículo, publicado en la revista Quo – http://www.quo.es/salud/el-reiki-cura


¿Cómo es una sesión de Reiki?

Una sesión de Reiki se inicia con el paciente acostado cómodamente en una camilla y utilizando música suave para conseguir su relajación. El terapeuta va posando sus manos suavemente sobre diferentes partes del cuerpo y de la cabeza, llamados chakras.

Durante el tratamiento, el paciente puede experimentar una relajación profunda o sensación de paz. Algunas incluso se quedan dormidos, sienten cosquilleo, calor o frío, o simplemente no sienten nada. Ninguna de estas sensaciones influye para nada en el resultado final, ya que no por ello el Reiki no está funcionando.


¿En que nos ayuda el Reiki?

El Reiki, a nivel psicológico, sumerge al paciente en un estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de estrés y depresión. Nos permite ser más positivos y así enfrentar los problemas cotidianos con más control. Y a nivel físico, el Reiki acelera el proceso natural de sanación del cuerpo y lo fortalece ante cualquier enfermedad.

Pero no es necesario estar enfermo para recibir una sesión de Reiki. Es muy efectivo cuando se aplica como método de prevención, fortaleciendo el estado de bienestar de cualquier persona.


¿Cuáles son los beneficios del Reiki?

Estos son algunos de los beneficios que podemos obtener con el Reiki:

  • libera los bloqueos energéticos a la vez que incrementa y potencia nuestra energía vital
  • estimula el sistema inmunológico
  • ayuda en casos de trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, …)
  • incrementa las habilidades de comunicación y aprendizaje
  • ayuda a superar el miedo y los estados de desánimo como la depresión
  • tiene excelentes resultados, tanto en etapas previas como posteriores, en intervenciones quirúrgicas
  • ayuda al proceso de desintoxicación de fármacos
  • alivia dolores de cabeza, catarros, fatigas o quemaduras
  • incrementa la creatividad y la imaginación, así como la confianza y la autoestima

Enlaces relacionados:


El Reiki en el embarazo, desde la concepción al post-parto

La dificultad para la concepción en la pareja, puede ser causa tanto del hombre como de la mujer. El Reiki nos ayuda a crear una actitud armoniosa en la pareja, eliminando situaciones de estrés, ansiedad, actitud negativa ante la vida, depresiones, trastornos de angustia, etc…, y potenciando el flujo de energía por los músculos del cuerpo. Esta desbloquea, restablece y equilibra las oportunidades para la concepción, favoreciendo el funcionamiento endocrino y reproductivo.

Recibir Reiki durante el embarazo garantiza el equilibrio emocional y físico tanto de la madre como del niño.

Para la madre supone un alivio de síntomas físicos y psicológicos propios del embarazo (náuseas, cansancio, fatiga, irritabilidad, insomnio, hinchazón, inflamación de pies y piernas, dolores musculares, ansiedad, etc.)

La energía vital ayuda al crecimiento sano del bebé en lo físico y emocional. Los bebés que han recibido Reiki estando en el vientre de la mamá son más tranquilos y equilibrados emocionalmente.

Ayuda a que el parto se desarrolle con mayor naturalidad y fluidez.

Al igual que en el resto de etapas, el Reiki también resulta beneficioso en la etapa del post-parto. En esta, las madres pueden sentirse tristes, deprimidas, irritables, agotadas, con poca capacidad de concentración, con perdida de motivación sexual, con miedo a estar solas, miedos exagerados etc.

El Reiki disminuye esos sentimientos durante el proceso de adaptación al nuevo bebé y ayuda a una recuperación más rápida del parto.

Enlaces relacionados:


El Reiki y la Fibromialgia

El Reiki tiene resultados muy eficaces contra la Fibromialgia. Los pacientes que sufren de Fibromialgia suelen tener necesidades físicas y necesidades emocionales y mentales relacionados con su enfermedad. Ayuda a disipar el dolor y la tensión muscular relajando los músculos agarrotados y tranquilizando las emociones al producir una relajación profunda. A su vez, el Reiki produce una estimulación del metabolismo, que está provocada por una nueva vitalidad del organismo que ayuda a mejorar la salud y fortalecer la resistencia a enfermedades.

Enlaces relacionados:


El Reiki y el Cáncer

Quizá sea esta la aplicación más divulgada o conocida del Reiki. Es una técnica sumamente eficaz para tratar el cáncer. Se utiliza en hospitales de EE.UU, Europa, Inglaterra,… como tratamiento complementario en Unidades Oncológicas para reducir el dolor causado por el cáncer y los efectos secundarios de su tratamiento.

Lo que hace a nivel físico es aumentar la capacidad autocurativa del paciente, refuerza el sistema inmunitario y contribuye a disminuir el dolor. A nivel emocional, proporciona tranquilidad, favorece la relajación por lo que disminuye el nivel de estrés, mejora el cansancio, el insomnio y la ansiedad.

Enlaces relacionados:


El Reiki en los hospitales

En el 2004, el Hospital Ramón y Cajal de Madrid fue pionero, a partir de un estudio realizado en pacientes de la unidad de Hospitalización de Hematología y Unidad de Trasplante de Médula Ósea, en implantarlo como terapia complementaria a pacientes hematológicos, oncológicos y pediátricos.

Actualmente en algunos hospitales españoles también se está incorporando esta terapia para favorecer el bienestar de los pacientes (Hospital de Jerez, Hospital de Mataró, Hospital 12 de Octubre de Madrid, Hospital Guadarrama, Hospital Vall d’Hebron,…).

En muchos de ellos, se organizan sesiones impartidas de forma gratuita, por voluntarios que aplican esta terapia a enfermos con diferentes patologías.

Enlaces relacionados:


Otras utilidades del Reiki