Ducha diaria más hidratante

La ducha diaria es una obligación y un placer. Pero el contacto del agua sobre tu cuerpo y el uso de determinados geles pueden secar e incluso irritar tu piel. Te ofrecemos trucos para hacer de tu ducha diaria el acto más hidratante del día.

Quizás notes que tu piel queda muy reseca después de ducharte, y más si has utilizado un peeling.

Sigue nuestros consejos y notarás la diferencia:

– Utiliza una crema hidratante después de la ducha. Hazlo siempre, como parte de tu rutina, y no cuando te acuerdes.

– Si tu piel es muy seca no uses productos con jabón; hay leches de ducha con aceites esenciales y sustancias lavantes que no son jabón, que resecan mucho menos.

– En el caso de que tengas la piel sensible, extremadamente seca, atópica o con problemas, la farmacia será el mejor lugar donde encontrarás tu lavado diario.

– Si no te realizas peelings porque crees que van a resecar tu piel, estás equivocada. Si los utilizas más cremosos y después te aplicas una hidratante generosamente, veras cómo tu piel queda perfecta.

Artículo  “Cosmopolitan”